Extraño caso de vandalismo en las viviendas del barrio Morgante

Compartir

A pesar de las promesas, las obras de finalización del barrio nunca comenzaron. Los vecinos denuncian que siguen los intentos de usurpación y encontraron daños y documentación sobre preadjudicatarios en una de las viviendas sin terminar.


La novela por la finalización de las 42 viviendas del barrio Morgante parece no terminar nunca. Mientras esperan se cumplan con las promesas sobre la culminación del barrio, los vecinos afirman que cada tanto deben prevenir intentos de usurpación.

El último tuvo lugar en la madrugada del sábado. Los vecinos observaron movimientos en una de las casas sin terminar y llamaron a las autoridades, pero la policía no encontró a nadie. Sí hallaron colchones en el suelo, daños en paredes y pisos y algo muy extraño: en la casa había gran cantidad de documentación presuntamente perteneciente a la Cooperativa que originalmente tuvo en sus manos la construcción del barrio, y que estafó a un centenar de personas, sobrevendiendo alevosamente los planes.

Necesitamos que nos ayuden. Así quedaron algunas casas, unos usurpadores se quieren meter, le pedimos a la intendenta Marisa Fassi que nos ayude para que empiecen las obras”, le manifestó a CañuelasYa una de las vecinas de la manzana a medio terminar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Qué pasó con las promesas?

A mediados de febrero, el Instituto de la Vivienda de la Provincia y el Municipio firmaron un acuerdo y anunciaron la finalización de las 42 viviendas que restan terminar. La obra, según se informó, iba a estar a cargo de la Cooperativa de Trabajo Azul Limitada.

La rúbrica se llevó a cabo en el Palacio Municipal, en un encuentro entre la intendenta Marisa Fassi, el director del Instituto de la Vivienda, Ever Van Tooren, y Carlos Torres, titular de la empresa constructora. Del acto también participaron el diputado Gustavo Arrieta y concejales del FPV y Cambiemos, como Santiago Mac Goey y Elisabeth Romero.

El convenio incluía la finalización de las 21 casas que se encuentran a medio terminar y la construcción de otras 21 que aún no comenzaron, completando la obra de 105 viviendas original que ya lleva más de 15 años de demora.

Mientras que la Provincia –a través del IPV- se comprometió a financiar los casi 30 milllones que demanda la obra, el Municipio asumió el compromiso ante la constructora, así como las auditorías de obra.

Apenas 10 días después, el Municipio lanzó una selección de personal para trabajar en la obra del Morgante. “No podemos hacer política con las viviendas, las viviendas son de los vecinos que hace muchos años que las esperan”, había dicho el titular del IPV Ever Van Tooren, destacando el trabajo conjunto que llevaron a cabo el Municipio y la Provincia para acordar la finalización de la obra.

Sin embargo, los trabajos nunca comenzaron. Y ni el oficialismo ni la oposición volvieron a hablar del tema.