La jefa de Inspecciones habló sobre el caso de la Escuela 502

Compartir

Eva Corbalán dio detalles sobre la intervención tras los casos de denuncias por maltrato en la Escuela Especial de Máximo Paz. “Siempre nuestro objetivo es el respaldo de los alumnos”.


La Inspectora Jefa Distrital habló en la FM 97.1 con el periodista Fernando Abdo y explicó la intervención de su área tras conocerse varias denuncias por maltrato en la Escuela Especial Nº 502 de Máximo Paz.

Es una situación que nos ocupa y nos preocupa. Las primeras intervenciones las tuvimos en el mes de agosto; ahora esto tomó estado público por los medios y las redes, pero la Jefatura ya estaba interviniendo y había habido acciones en el sentido del resguardo de los alumnos”, explicó.

En agosto se recibió a un padre que hizo la primera de las denuncias, y se trabajó con la Dirección Docente de Educación Especial tomando la decisión de apartar de su cargo a la docente denunciada, e iniciando la investigación pertinente. El segundo caso se tomó conocimiento hace unos 10 días, y también se tomó la decisión del retiro preventivo del docente”, puntualizó la titular de la Jefatura Distrital.

Hay otras dos situaciones de las que tomamos conocimientos por los medios, pero ninguna de estas dos familias se acercó ni a la escuela ni a la Jefatura para manifestar la denuncia. Sabemos que hubo alguna denuncia policial, pero hasta ahora no sabíamos. Yo ya me contacté con ambas familias para recibirlas, una incluso lo haré en el día de hoy, para que formalicen la denuncia y poder actuar en consecuencia”, dijo también.

 

-Además de la intervención de las autoridades escolares, ¿este tipo de casos es judicializable?

-Si. Son dos vías paralelas. Nosotros tenemos herramientas dentro del ámbito educativo, un Tribunal de Disciplina, y hay un protocolo de intervención. Y paralelamente se da intervención a la Justicia por medio de una denuncia. En este caso la Escuela no debió hacerla porque ya la hicieron los familiares.

 

-En estos días, una vez que trascendieron las nuevas denuncias, ¿hubo una intervención puntual?

-Ayer mismo estuve toda la mañana en la escuela. Sé que por algún medio dijeron que nadie estaba intervenido, incluso mientras yo estaba en la institución después supe que algunos papás habían hecho declaraciones en algún medio desde la puerta; pero ni los familiares ni la prensa se acercó a hablar con nadie de la escuela. Yo estaba en el lugar, haciendo las actuaciones y entrevistas, que van a continuar en el día de hoy. Estamos abordando una situación desde lo vincular, del personal docente de la escuela, donde evidentemente hay un conflicto.

 

-¿Puede cerrarse la escuela?

-No, de ninguna manera. Estamos hablando de situaciones puntuales. Pero esta es una escuela que tiene servicios de inclusión en todos los niveles de enseñanza, desde el nivel inicial a adultos. Hay una trayectoria formativa, incluso por ejemplo hay un convenio con Loma Negra para asegurar la inserción laboral de los chicos. A veces lamentablemente venden más los problemas, las sombras, que las luces. Cuesta mucho más que se vean las cosas buenas. Ayer mismo yo tenía que asistir a la feria escolar de la otra escuela especial, la 501, y lamentablemente no pude acompañar porque tocaba ocuparme de esta realidad. Pero le garantizamos a los padres que la escuela no va a tener un cierre, ya se los transmití a los papás.

 

-Al menos uno de los alumnos respecto de los que se denunció maltrato, ya no asiste a la escuela…

-Yo personalmente me reuní con el papá para plantearle la reinclusión. La docente que presuntamente es responsable ya hace dos meses que fue separada del cargo. Pero incluso si su decisión es no volver le ofrecí que pudiera hacerlo en la Escuela 501, o si por cercanía le es más fácil la de Spegazzini, gestionar con la inspectora de Ezeiza para que pueda asistir allí. La prioridad es siempre la escolaridad de los chicos, que no haya una disrupción.

 

-Tras una trayectoria como docente e inspectora en Educación Especial, ¿cómo le afecta esta situación?

-Personalmente. Pero tengo que separar las cosas. Más allá de lo que me movilice, siempre mi preocupación será el resguardo de los chicos. Me preocupa que a veces no se midan consecuencias y se expongan imágenes y nombres de los chicos, que es algo que siempre creo que se debe resguardar. Nosotros no trabajamos a partir de que estas situaciones se difundan en los medios, trabajamos todo el tiempo en muchas situaciones de vulnerabilidad, las escuelas a veces son un reflejo lamentablemente de lo que somos como sociedad.