La tasa de embarazo adolescente en Cañuelas supera el 15 por ciento

Compartir

El distrito se ubica entre los municipios bonaerenses que registran porcentajes más elevados. Denuncian que el Ministerio de Salud no envía los anticonceptivos suficientes.


Un informe del área de Niñez y Adolescencia de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires reveló que Cañuelas se encuentra entre los municipios bonaerenses con mayor porcentaje de embarazo de niñas y adolescentes.

Los datos –dados a conocer por el sitio Colectivo Feminista– fueron extraídos de las estadísticas del propio Ministerio de Salud y corresponden al año 2016, el último registrado. Según se explicó, en Cañuelas la tasa de embarazo en niñas y adolescentes alcanza el 15,3% y se ubica dentro del grupo de distritos bonaerenses con mayores dificultades, entre los que Navarro ocupa el peor lugar con una tasa del 19,5%.

La tasa promedio de embarazo adolescente e infantil en toda la Provincia es del 11,3%, por lo que Cañuelas se encuentra más de 4 puntos por encima.

Según explicó Colectivo Feminista, en Cañuelas escasean los métodos anticonceptivos que permitan asegurar el cumplimiento de la Ley Nacional de Salud Sexual y Reproductiva. En diálogo con el medio, la médica generalista Lucía Piñeyro –referente del programa de Salud Sexual y Reproductiva del hospital Ángel Marzetti– manifestó que “hay una entrega discontinua de métodos anticonceptivos por parte del gobierno provincial”.

Los métodos -en los últimos dos años- faltan todo el tiempo. Ahora sólo entró DIU y preservativo. A veces hay implantes; a veces no. Lo mismo pasa con las inyecciones”, explicó la profesional. “Otro problema es que se necesita orden médica y hay que pasar por un médico y a veces se dificulta conseguir la receta. Hay varios obstáculos; algunos dependen de cómo funcionamos nosotros como hospital y otros dependen de más arriba”, dijo Piñeyro.

Según informó Colectivo Feminista, ante cualquier vulneración de algún derecho sexual o reproductivo se puede llamar al 0800 222 3444 (0800 Salud Sexual). Una vez hecha la denuncia se activa un sistema que pone el alerta a los efectores de Salud para dar una respuesta.

El embarazo en niñas o adolescentes muy jóvenes expresa una multiplicidad de vulneraciones y carencias en el respeto de los derechos humanos y en la vigencia de políticas públicas -en especial de salud y equidad de género- e implica una conjunción de serios riesgos bio-psico-sociales. Puede considerarse uno de los problemas de salud pública más complejos y dramáticos que reciben nula o mínima atención”, se explicó en un informe del Programa Nacional de Salud Integral en la Adolescencia del Ministerio de Salud de la Nación.

Muchos embarazos que ocurren en adolescentes menores de 15 años, y en particular antes de los 13, son producto de violencia sexual ejercida por integrantes de la familia o del entorno cercano bajo distintas formas de coerción que abarcan desde la imposición forzada hasta las amenazas, abuso de poder y otras formas de presión”, se aclara también.