Las clases se iniciaron en forma parcial, con un 55 por ciento de adhesión al paro docente

Compartir

Esta mañana se llevaron a cabo los actos protocolares en el Jardín 902 y en el edificio que comparten las escuelas Primaria 3 y Secundaria 9. La jefa distrital de Educación, Eva Corbalán presidió los encuentros. El jueves comienzan las actividades de Adultos, en la localidad de Udaondo.



Este miércoles 6 comenzaron las clases en los niveles Inicial y Primario, aunque el inicio del ciclo lectivo se dio en forma parcial, debido al Paro Docente Nacional decretado por CTERA y el paro de auxiliares dispuesto por ATE.

Según informaron desde la Jefatura Distrital, la adhesión a la medida de fuerza en los docentes fue del orden del 55 por ciento (53% en el turno mañana y 58% en el turno tarde).

Igualmente, se llevaron adelante los actos protocolares, de los que participó la Jefa Distrital, Eva Corbalán, y representantes de la Dirección de Escuelas de la Provincia que recorrieron varios distritos.

El acto en el Jardín 902 –donde la adhesión docente al paro fue significativamente baja- fue multitudinario, y del mismo participó gran cantidad de padres y familiares de los niños. Menos concurrida fue la ceremonia de inicio en las escuelas EP3 y ES9 (se realizaron en forma conjunta en el mismo edificio, con el recibimiento de los estudiantes del primer año del secundario) donde muy pocos cursos tuvieron clases.


El pase de diapositivas requiere JavaScript.


La adhesión de los auxiliares

En el caso de los auxiliares, la adhesión al paro fue menor (24% en el turno mañana y 40% en el turno tarde). La secretaria de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Graciela Perazzo, explicó que la baja participación es consecuencia de los descuentos que lleva adelante el gobierno de María Eugenia Vidal.

La gran mayoría de los auxiliares está de acuerdo con la protesta, pero no pueden darse el lujo de perder 5 mil pesos por no ir a las escuelas; es algo entendible, muchas son sostén de hogar, y en enero y febrero los sueldos sufrieron importantes descuentos por paros hechos el año pasado”, explicó Perazzo.