Máximo Paz: tensión en protesta por la muerte de Bianca

Compartir

Los vecinos de la niña asesinada derrumbaron la vivienda donde vivía la familia, y un centenar de personas realizaron una marcha a la Comisaría Segunda. Reclaman cambios y que se instale en la localidad una Comisaría de la Mujer, pedido que el Municipio realizó el año pasado.


Foto: captura Telenoche


Luego de que se conociera el pasado sábado el tremendo caso de Bianca, la niña de 4 años que murió como consecuencia de golpes y abusos -y por lo que están detenidos su padrastro Federico Sebastián Espinoza (23) y su madre Viviana Beatriz Roldán (25)- los vecinos de Máximo Paz Oeste iniciaron una fuerte protesta.

Durante domingo y el lunes, algunas personas decidieron voltear la casa donde vivían la nena y su familia, que ya habían intentado quemar el sábado. Con mazas tiraron las paredes de material, ante la pasividad de las fuerzas de Justicia y Seguridad, que no lo impidieron. Según algunas fuentes de la zona, en esa acción se mezcló la indignación con el caso con algunos conflictos propios de la zona, donde hay fuertes disputas territoriales por venta de drogas. No pocos aseguran que esa es la actividad a que se dedicaba Espinoza.

Algo similar aseguran que ocurrió por la tarde, cuando un centenar de vecinos indignados protestó frente a la Comisaría Segunda, encendiendo neumáticos e incluso tirando piedras contra el edificio y los efectivos policiales que lo custodiaban.

El reclamo fundamental es la creación en la localidad de una Comisaría de la Mujer, especializada en casos de violencia intrafamiliar. Se trata de un pedido que el Municipio ya formalizó en el 2018 y que espera de una respuesta de la Gobernación.

Pero también los más exaltados pidieron el cambio del titular de la dependencia, el comisario Daniel Pérez. El reclamo es allí más confuso: difícil responsabilizar a la cúpula policial por el caso Bianca, ya que la niña y su familia hace pocos meses que se mudaron en Máximo Paz, desde el partido de Ezeiza. En medio de la protesta, habría también algunos enemigos del comisario, incluso que han sido objetos de allanamientos en los últimos meses.

Según explicaron fuentes oficiales, no existió a nivel local ninguna denuncia sobre maltrato a la niña. De haber ocurrido tendría que haber intervenido la Comisaría de la Mujer de Cañuelas y el Servicio Local de Niñez, algo que no ocurrió. Hasta donde pudo saber este medio, el padre de la niña denunció a Viviana Roldán en Esteban Echeverría, pero por violencia hacia él en el momento de la separación, y habría hecho algunas consultas legales para pedir la tenencia de Bianca. Sin embargo, se desconoce si algún vecino o familiar alertó sobre la situación de violencia de la que la niña era víctima.

Como se sabe, Bianca ingresó en la noche del viernes a la Unidad Sanitaria de Máximo Paz, llevada por su propia madre y padrastro, quienes manifestaron a los médicos que la niña se había ahogado mientras jugaba en una pileta de lona. Tras su muerte, se comprobó que tenia heridas producto de un prolongado maltrato y abusos de tipo sexual. La autopsia confirmó que había muerto a consecuencia de un golpe en el cráneo.


biancaprotesta02