Protesta frente a la Comisaría de la Mujer por un caso de acoso policial

Compartir

Una mujer que se acercó a denunciar a su ex marido por violencia de género terminó siendo víctima de acoso por parte de un efectivo policial, que ya fue desafectado y derivado a otra dependencia. Agrupaciones feministas realizaron una “radio abierta” para denunciar públicamente el caso, con críticas a la Institución y también a algunos medios de prensa.


Unas cincuenta personas participaron este martes de una “radio abierta” organizada frente a la Comisaría de la Mujer y la Familia con el objeto de poner en visibilidad el caso de “Eli”, una mujer del barrio Libertad que denunció haber sido acosada por un efectivo policial de dicha dependencia.

La mujer es víctima desde hace varios años de violencia por parte de su ex marido. Hace algunos meses, apoyada y acompañada por jóvenes de la agrupación “Furia feminista”, tuvo el coraje para realizar una denuncia formal en la Comisaría de la Mujer.

Sin embargo, ello no logró solucionar su situación. Pese a que consiguió que la Justicia dictara una restricción perimetral contra su agresor, la policía jamás logró notificarlo. Las referentes del espacio feminista aseguran que el ex marido –de apellido Palacios– incluso se negó a sí mismo frente los efectivos policiales. Por eso, en la protesta de hoy se mostraron varios afiches con su rostropara ver si la policía lo conoce y puede notificarlo”, dijeron. “¿Quién es, el Chapo Guzmán que no lo pueden encontrar?”, agregaron.

Pero la violencia que sufrió “Eli” no culminó ahí. Tras exponer la semana pasada su situación en la Comisaría de la Mujer, la mujer comenzó a recibir mensajes en su teléfono celular, con insinuaciones por parte de uno de los policías que trabajaba en dicha dependencia.

Se trata de un oficial de apellido Páez, que según explicó la titular de la Comisaría, Natalia Álvarez, el mismo viernes fue desafectado y trasladado a otra comisaría, aunque increíblemente también especializada en violencia de género.

Eli viene siendo víctima de violencia de género desde hace mucho tiempo”, explicó en el marco de la radio abierta una de las referentes de la agrupación feminista, al contar que la mujer en varias ocasiones fue golpeada, a punto tal de sufrir rotura de tabique, daños en su propiedad, e incluso en ocasiones le quitó a su hijo y hasta la amenazó.

¿Vamos a esperar que la mate para venir a colgar un cartelito que diga Ni una menos, o le haga daño al nene?”, reclamaron.

En referencia al caso de acoso policial, explicaron que tras la denuncia, el policía en cuestión comenzó a enviarle mensajes invitándola a tomar un café a cambio de agilizar la causa. “Las intimidaciones siguieron hasta llegar a amenazas muy fuertes”, afirmaron.

La radio abierta fue conducida por la referente barrial de Máximo Paz Marta Ferraro, y entre otros prestaron testimonio -además de la comisaria Álvarez- la subsecretaria de la Mujer del Municipio, Regina Cano, la integrante de la Mesa local de Violencia, Lic. Andrea Taberna, y referentes del Frente de Mujeres de Cañuelas.


El pase de diapositivas requiere JavaScript.


También hubo durísimas críticas al accionar de algunos medios. “Además de ser víctima de violencia institucional, Eli fue víctima de violencia mediática”, aseguraron, en referencia a la aparición de una nota en un portal de noticias local que puso en duda la veracidad de su testimonio.

Publicaron una nota malintencionada, justificando el accionar del policía, diciendo que ella mentía y era algo consentido. Esa persona que hace tan mal uso de su función de periodista debería saber que un efectivo policial jamás puede establecer un vínculo con una denunciante”, cuestionaron.

En relación a ese tema, la titular de la comisaría, Natalia Álvarez, negó enfáticamente haber brindado ningún testimonio periodístico sobre el tema, tal como fue sugerido en algunos medios.

Cuando este tema deje de estar en los medios porque es noticia, nosotras tenemos que seguir acá, apoyando a Eli y molestando si hace falta para conseguir que se haga Justicia“, dijeron durante la jornada.