Se llevó a cabo la protesta tras los casos de abuso

Compartir

Un nutrido grupo de personas, en su mayoría mujeres, se manifestó frente a la Comisaría y el Palacio Municipal, luego de que se conocieran distintos casos de abuso sexual en las últimas semanas. La marcha, terminó frente al domicilio de la familia de la intendenta Marisa Fassi. ¿Es válido el escrache como forma de protesta?

 

Alrededor de 70 jóvenes, mayoritariamente mujeres, participaron el miércoles de una marcha en repudio tras conocerse diferentes casos de abuso en las últimas semanas.

Las manifestantes, convocadas a través de mensajes en redes sociales se dieron cita en la plaza San Martín desde donde llevaron la protesta hasta la Comisaría local y el Palacio Municipal.

El desencadenante de la protesta fueron dos hechos conocidos la semana pasada: la violación de una mujer en el barrio Los Aromos, que fue atacada a las 6.30 cuando esperaba el colectivo para ir al trabajo; y el abuso que sufrió otra joven de 18 años a quien desconocidos subieron por la fuerza a un auto, del que logró escapar.

El reclamo mayoritario fue que se destinen mayores recursos de seguridad en los barrios, y que se investiguen y se haga justicia en los casos de abuso denunciados.

Tras la protesta en la plaza, la columna se dirigió por 25 de Mayo hasta el domicilio de la intendenta Marisa Fassi y el diputado Gustavo Arrieta, donde pegaron afiches y prometieron una nueva movilización.

 

¿Sirve el escrache?

Cabe preguntarse si –más allá de la legitimidad del reclamo- es adecuado que se lleve la protesta al plano personal, y los manifestantes se dirijan al domicilio familiar de la intendenta, donde también viven sus hijos, algunos menores de edad.

Este tipo de prácticas merecen un análisis profundo. Que se naturalice el método del “escrache” como forma de visibilizar reclamos puede generar antecedentes peligrosos ante otras protestas menos legítimas y menos espontáneas.

La democracia y las instituciones deben garantizar espacios adecuados para la búsqueda de soluciones. El Foro de Seguridad –con representación política, de instituciones y vecinos autoconvocados (ayer ausentes)- debería ser ese ámbito natural, y es fundamental que comience a funcionar de inmediato.