Convocante reclamo por mayor seguridad

Compartir

Un nutrido grupo de vecinos, entre ellos varios que fueron víctimas en las últimas semanas de hechos de inseguridad, se convocó el último lunes frente a la Comisaría 1 de Cañuelas para reclamar más controles y prevención ante la proliferación de casos de entraderas violentas.



Los últimos casos se registraron en las últimas dos semanas en los barrios Morgante, Los Aromos, Raccitti y Caisol, y de acuerdo a las investigaciones habrían sido cometidos por la misma banda integrada por cuatro delincuentes que actuaron armados, a cara descubierta y con mucha violencia.

La convocatoria -realizada por grupos de Whatsapp y redes sociales- tuvo su epicentro frente a la dependencia policial, donde los vecinos fueron recibidos por el comisario Fabián Monterroso, al que se sumó luego el jefe de la Policía Comunal, Claudio Filito.

Los jefes policiales explicaron las medidas adoptadas en los últimos días pero no lograron calmar los ánimos, y ante el clima exaltado y algunos “huevazos” decidieron continuar la charla en privado con algunas de las víctimas.

Entre las quejas, los vecinos enumeraron las demoras de los móviles ante los llamados al 911 o la comisaría, la ineficacia de los controles y la inexistente coordinación entre las distintas fuerzas que actúan en el distrito y la “falta de compromiso” de los policías.

De qué sirve que paren a los pibes y les revisen las mochilas si no pueden contener a los verdaderos delincuentes”, fue uno de los planteos que los policías debieron escuchar entre los manifestantes. También un sector se quejó por la falta de referentes políticos –el intendente y concejales- en el lugar para “poner la cara” ante la situación.

La proliferación de entraderas puso en vilo a la población, tal como ocurrió a mediados del 2016, cuando varios hechos similares en el centro y el barrio 12 de Octubre también generó movilizaciones de autoconvocados.


El pase de diapositivas requiere JavaScript.