Denuncian a un remisero por abuso e intento de violación

Compartir

Una joven de 22 años oriunda de la localidad de San Esteban denunció este domingo haber sido víctima de un intento de violación por parte del chofer de un remís.

Según denunció la mujer, a las 0.30 del domingo, pidió desde su trabajo un auto para regresar a su domicilio. El pedido se realizó a una remisería de la misma localidad en la que vive la joven.

El viaje se desarrolló normalmente por ruta 3, hasta que a la altura del kilómetro 56, el remisero detuvo el auto en una entrada, colocó el freno de mano y se pasó a la parte trasera del vehículo, donde se encontraba la joven.

De acuerdo a la denuncia, el hombre se tiró sobre su víctima, y forcejeando intentó bajar sus pantalones, pero ella se resistió y comenzó a gritar.  El remisero continuó manoseándola por sobre la ropa mientras le aseguraba que “nadie la iba a escuchar”.

Siempre de acuerdo al relato de la víctima, cuando advirtió que no lograría llevar a cabo el acto sexual, el hombre cesó en su actitud, se bajó del auto y le dijo a la joven: “no te asustes, es una joda”. Luego volvió a sentarse en el asiento del conductor y la llevó hasta su domicilio.

La mujer realizó una denuncia penal contra el sujeto, a quien conoce, y con quien hasta ese momento mantenía una aparente relación amistosa, pero que nunca creyó llegaría hasta ese punto.

Fuentes policiales confirmaron que el hecho se encuentra judicializado, y que incluso hubo un llamado de los propios compañeros de la remisería alertando sobre lo sucedido.

Familiares de la mujer comenzaron a hacer circular en las redes sociales una publicación con la foto del presunto agresor, pidiendo que la Justicia actúe, ya que por el momento el hombre se encuentra en libertad.