Ola de intentos de secuestros virtuales

Compartir

Gente buenas noches. A los que tienen hijos grandes o a los que tienen a sus padres aún. Llaman a un teléfono fijo llorando, diciendo: mamá (o papá) traé plata por favor, se metieron a casa y me tienen secuestrado. Es verdad, les paso a….

Un mensaje de este tipo se viralizó hoy a través de redes sociales y mensajes de whatsapp entre vecinos de Cañuelas, a partir de una gran cantidad de casos registrados en la última madrugada.

Este medio pudo confirmar cerca de una decena de casos de familias que entre las 3 y las 5 de la mañana recibieron llamados de extraños haciéndose pasar por familiares; en la mayoría de los casos, los llamados relataban un supuesto caso de secuestro o entradera, exigiendo la suma de un dinero. 

La policía le confirmó a Cañuelasya que esta mañana recibió dos denuncias, aunque en ninguno de los casos los delincuentes habían podido salirse con la suya. Pero no obstante, las versiones hablan de al menos una veintena de intentos similares. Lo más preocupante es que las familias que recibieron la desagradable llamada son ‘conocidas’, y los delincuentes contaban con alguna información previa.

Las autoridades recomendaron difundir la situación, como una forma de estar alertas. Hace apenas 5 días, una pareja de ancianos fue engañada con un ‘cuento del tío’ y lograron quitarles una suma cercana a los 60 mil pesos. Ese día hubo al menos otros dos intentos similares.

 

Qué hacer

En el caso de recibir una llamada de este tipo, los expertos sugieren que lo más acertado es CORTAR LA LLAMADA. Como los llamados ocurren generalmente a la madrugada, el que atiende, no está del todo alerta y puede entrar en pánico. Además, hoy en día quienes quieren comunicar algo urgente suelen llamar al celular y no al teléfono fijo. Incluso se recomienda no atender el teléfono fijo de madrugada.

No brindar información. Si la gente no quiere o no puede dejar de atender el teléfono en esos horarios, o ante el temor no se anima a cortar la comunicación, hay otras cuestiones a tener en cuenta para prevenir que se concrete la extorsión. Los delincuentes aprovechan la desesperación de la gente y el hecho de que por llamarlos de madrugada estén algo dormidos. Es fundamental tener la lucidez para no brindarles ninguna información. La información con la que cuentan es el nombre y apellido y la dirección. Es esencial no brindarles más datos.

Contactar al supuesto secuestrado. Aunque no nos animemos a cortar la llamada, si tenemos celular, hay que intentar ubicar al ser querido que los delincuentes dicen que secuestraron. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *