En España, ya es posible tomar un café en “Cañuelas”

Compartir

En la provincia de Cádiz, Verónica Ferragut inauguró una cafetería que lleva el nombre de nuestra ciudad.


Extrañar las raíces es muy duro, pero a partir de mañana estaré más cerca de mi gente (de allá)”.

Con estas palabras, Verónica Ferragut anunció en las redes sociales la inauguración de su flamante emprendimiento, la “Cafetería Cañuelas”, en el municipio español La línea de la Concepción, ubicado en la provincia española de Cádiz.

Se trata de un sueño personal que Verónica pudo cumplir tras emigrar de la Argentina hace 16 años, en medio de la crisis del 2002, cuando junto a su exesposo y dos hijos decidió probar mejor suerte en la “madre patria”.

En España, Verónica se buscó una vida lo mejor que pudo: trabajó como camarera en una “parrilla argentina”, se afincó y tuvo allí su tercera hija.

Cuando tiempo después se separó, decidió que era tiempo de buscar su sueño: “No dejé todo para ser una empleada”, pensó, y se independizó. Durante un tiempo tuvo la concesión gastronómica de una peña (un club) y decidió “tirarse a la pileta” (según el argentinismo que ella misma elige a la hora de contarlo).

Surgió la idea de empezar con algo mejor, mío, y fue este proyecto; obviamente con el nombre quise homenajear mis raíces”, le contó la mujer a Cañuelasya.

Cañuelas me vio crecer, allí viví momentos muy lindos y de los otros. El nombre es lo que nos identifica, y a mí me identifica Cañuelas, lo llevo dentro del corazón, ahí crecí y viví, la pasé muy bien, la pasé muy mal… y tengo allí toda mi familia, mi gente mis amigos, esto es un poco en homenaje a todos ellos”, explicó.

En “Cañuelas” (la cafetería) los clientes podrán consumir café, helados, batidos, jugos de frutas, pastafrolas, empanadas de carne, jamón y queso y humita (una verdadera rareza allí), y en poco tiempo se sumarán las facturas argentinas, algo difícil de conseguir en España.

Es un poquito incluir lo argentino aquí, aunque hay bastante gastronomía argentina en España. Cuando yo llegué no podíamos conseguir yerba y hoy ya se compra en los supermercados”, contó Verónica.

La propietaria promete que por supuesto algo no puede faltar en su cafetería: el dulce de leche. Y claro que, los cañuelenses que la visiten, tendrán un descuento. Mientras tanto, quienes quieran estar en contacto, pueden visitar la página de Fabebook de Cafetería Cañuelas, haciendo click en este enlace.


El pase de diapositivas requiere JavaScript.