Una artista de Vicente Casares expone en la Facultad de Derecho

Compartir

Eugenia Cabrera participa de la muestra colectiva “La orilla que se abisma”, que puede visitarse durante el mes de julio en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.


Eugenia Cabrera tiene 44 años y vive en la localidad de Vicente Casares desde hace 14. Es traductora de inglés, aunque su pasión es la escultura. Estudió en la Escuela Nacional de bellas Artes Prilidiano Pueyrredón y en 1996 se recibió de Profesora Nacional de Escultura.

Su especialidad es la talla en piedra: “Mientras estudiaba en Bellas Artes probé por primera vez tallar piedra y me di cuenta de que era lo que más me gustaba, así que me especialicé: hice curso en la Cárcova de talla en piedra con Ricardo Longhini”, le cuenta Eugenia a CañuelasYa.

La artista se encuentra en este momento exponiendo dos de sus obras en la muestra colectiva “La orilla que se abisma. Urbano artistas”, que puede visitarse durante el mes de julio en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si bien ya expuso antes en muestras colectivas –e incluso en el año 2000 realizó una exposición individual en el Centro Cultural “Libremente” en Lomas de Zamora– en los últimos años estuvo alejada de la escultura, hasta que hace un par de años retomó en la Asociación Estímulo de bellas Artes de la ciudad de Buenos Aires.

La orilla que se abisma. Urbano artistas” es una muestra colectiva que incluye escultura, pintura, dibujo y fotografía. Eugenia participa con dos tallas, una en alabastro (o piedra caliza o piedra de yeso) y la otra en piedra jabón (o piedra sapo o estetatita).

Se trata nada menos que la primera obra que talló y la última que terminó. “Quise mostrar la diferencia en el manejo del material”, asegura la artista, que únicamente trabaja “a mano” tanto en la talla como en el lijado y pulido las piedras: “No uso herramientas mecánicas, me gusta el esfuerzo y el tiempo que lleva hacerlas a mano”, afirma.

Las obras exhibidas en la Facultad son dos: “Falling in Love” (Enamorarse) y “It takes two to tango” (Se necesitan dos para bailar un tango). “La idea es explorar un poco la emoción humana, eso que todos tenemos en común; en lugar de relacionarnos por las diferencias, plantear un poco eso de que todos, independientemente del lugar donde vivamos o estemos, tenemos cosas en común, por algo somos todos seres humanos. Me interesa la idea de que el arte vincula, que es algo que le llega a todos a través del tiempo y las diferentes culturas y de que es algo propio del ser humano, es una de las cosas que nos diferencia de las otras especies”, resume Eugenia.

La muestra se inauguró el 11 y permanecerá abierta hasta el 19 de julio en Figueroa Alcorta 2201, ciudad autónoma de Buenos Aires.