Arrieta y Iozzolino por fin se encontraron cara a cara

Compartir

Luego de que la presidenta del Consejo Escolar criticara al intendente por no recibirla, se concretó el miércoles una reunión en el Palacio Municipal. ¿Qué balance hizo cada uno?


Finalmente, el intendente Gustavo Arrieta y la presidenta del Consejo Escolar, Verónica Iozzolino se encontraron en una audiencia, algo que la consejera venía solicitando desde su asunción en diciembre pasado.

Según informó el Municipio, la reunión se llevó a cabo en el Salón de Conferencias del Palacio Municipal y participaron también los consejeros escolares Solange Mirc, Marcelo Sabino (Cambiemos), Eduardo Della Corte y Lilian Ethel Furia (FPV-PJ); los funcionarios municipales Juan Ángel Cruz, Roberto Fernández Meire; y la concejal María Elena Reimer, presidenta de la Comisión de Cultura y Educación del HCD.

De acuerdo a la versión oficial, Arrieta durante la reunión expuso las competencias del Municipio, y planteó algunas preocupaciones como “las condiciones de estudio y la falta de vacantes en el distrito”.

Entre los principales reclamos, el municipio destacó sobre todo la falta de respuestas en casos delicados de infraestructura y faltante de vacantes en los niveles iniciales, y específicamente la falta de autorización de la Provincia para la apertura de un Jardín de Infantes en el CIC de Máximo Paz (acondicionado el año pasado y con posibilidad de albergar a 170 chicos);  y la recategorización del Jardín Maternal de Santa Anita para que sea habilitado como Jardín de Infantes.

También se cuestionó el uso de baños químicos en la Escuela Secundaria Nº 6 de Los Pozos y la imposibilidad de utilizar los baños terminados por una filtración en el sistema eléctrico; el uso de dos aulas modulares en la Escuela Primaria Nº11, la construcción de la Escuela Nº16 del barrio Los Pozos (incendiada el 9 de Julio de 2016); y el uso de baños químicos en el Jardín Nº904 de Máximo Paz.

Según el municipio, Arrieta expuso también algunas críticas sobre la decisión del gobierno provincial de cerrar los bachilleratos de Adultos en las escuelas Secundaria Nº1 de Máximo Paz, Escuela Secundaria Nº2 de Cañuelas, y Escuela Secundaria Nº5 de Santa Rosa.

El Ejecutivo municipal, entendiendo que las obras citadas podrían haberse realizado durante el receso escolar para evitar dilaciones o impedimentos de mejores condiciones para los alumnos y docentes, manifestó el total apoyo y acompañamiento al cuerpo de consejeros escolares, para accionar urgentemente en las tareas pendientes. En ese mismo sentido, el Estado local viene colaborando con los establecimientos educativos de todos los niveles con tareas de refacción y provisión de mobiliarios, electrodomésticos y enseres solicitados por los mismos planteles docentes y directivos”, aseguró la comuna en un parte de Prensa.

 

Uso del Fondo Educativo

Probablemente el tema que genera mayor rispidez es el pedido del Consejo Escolar para controlar el uso que el Municipio hace del Fondo Educativo que recibe por parte de la Provincia. Según explicaron desde el cuerpo educativo, los consejeros llevaron un listado elaborado por la Unidad de Gestión Distrital (UEGD) con algunas obras prioritarias: refacciones generales en la EP Nº11, la construcción de nuevos pozos en el Jardín 904, la renovación de sanitarios y cambios de aberturas en la EP Nº28, refacción del techo y terminación de un aula en la EP Nº3.

Según explicó Ia propia Iozzolino ante una consulta de este medio, el monto de esas obras es de 11,8 millones, que corresponden al 40 por ciento del Fondo Educativo presupuestado para el 2018.

Para la presidenta del Consejo Escolar, una vez aprobadas las obras por la Dirección Provincial de Infraestructura, el Tribunal de Cuentas podría autorizar una transferencia de los fondos del Municipio al Consejo, o realizar la comuna las obras directamente. Según Iozzolino, la Provincia tiene previsto este año la construcción de la Escuela 16, obra ya adjudicada.

Sin embargo, para la comuna, los recursos  del Fondo Educativo tienen “un perfil de inversión en fomento de cultura y educación no formal”. La posición de Arrieta es que el Municipio pretende utilizar esos recursos para la construcción de dos jardines, para lo que –según adelantaron- se está en proceso de localización o compra de tierras.

Si bien no hubo acuerdo total, desde el Consejo Escolar adelantaron que sí hubo acuerdo para avanzar en al menos dos obras: en el Jardín 904 y la Escuela 11, y continuar discutiendo sobre otras a medida que se dispongan de los fondos. Durante la reunión se propuso una próxima reunión de mesa técnica, con la presencia del inspector distrital Gustavo Gamboa y funcionarios del municipio, para el próximo martes 20 de marzo.

 

Las opiniones

Al cabo del encuentro los principales protagonistas dieron su punto de vista sobre los resultados de la reunión:

Ha sido una reunión positiva en la cual hemos podido intercambiar la observación de prioridades, necesidades, gestiones a realizar y otras que no se han podido terminar en el distrito. La agenda educativa tiene un componente de emergencia importante en la comunidad de Cañuelas y todos debemos aportar nuestro mayor esfuerzo para poder resolverlo en el menor tiempo posible. Esperemos que podamos avanzar con estas reuniones, de tal manera, que redunde en un resultado positivo para las instituciones y fundamentalmente los chicos y chicas que estudian en Cañuelas”, aseguró Arrieta.

Fue una reunión amena. La información que manejábamos en cuanto a legislación era muy completa de nuestra parte y eso nos permitió poder llevar adelante el objetivo y el planteo de control sobre el Fondo Educativo”, reflexionó en tanto Iozzolino.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.