Cañuelenses se sumaron a la caravana por FANAZUL

Compartir

Representantes de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y organizaciones sociales y políticas se concentraron en el acceso a la autopista, que está cortada por obras.


En caravana, los más de 280 despedidos de la planta de Fabricaciones Militares en Azul partieron esta mañana en dirección a la ciudad de Buenos Aires, con la intención de poder participar de la reunión entre el intendente municipal Hernán Bertellys y el vicejefe de Gabinete Gustavo Lopetegui. El objetivo de la protesta: intentar destrabar lo que parece ser una decisión tomada por el Gobierno de la Nación hace varios meses: el cierre y desguace de la Fábrica Militar de Pólvoras y Explosivos de Azul.

En Cañuelas, una nutrida columna de trabajadores de ATE y organizaciones sociales y políticas se concentraron en la rotonda de la autopista con el objetivo de brindar su apoyo y sumarse a la caravana.

Hoy todos somos despedidos de Fanazul, del Senasa, del hospital Oller, del Posadas del Ballet Argentino del Colón, de Quilmes, de la UEP unidad ejecutora de obras de escuelas, del hospital Pacheco de Tigre, en defensa de los derechos de los jubilados pensionados y trabajadores”, difundió la Asociación de Trabajadores del Estado.

El Frente Gremial se unió a la movilización propuesta por ATE, y vamos a acompañar el reclamo hasta la autopista Richieri”, afirmaron.

 

Polémico corte

Casualidad (o no), previo a la llegada de la caravana de Azul, personal de la Autopista decidió interrumpir el tránsito para realizar una reparación, lo que generó una gran polémica, ya que los automovilistas adjudicaron la interrupción del tránsito a la protesta.

Nosotros no estamos cortando, estamos manifestándonos en solidaridad y esperando a la caravana de Azul, y la gente de la autopista decidió cortar. Nos putean a nosotros que no hicimos nada”, aseguró Graciela Perazzo, la secretaria gremial de ATE.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.