¿Cómo fueron las actuaciones del Ejecutivo en el caso del médico trucho?

Compartir

CañuelasYa tuvo acceso a las notas que el Municipio y la Dirección del Hospital intercambiaron al conocerse el caso del médico que atendió en el Marzetti sin licencia y bajo una identidad apócrifa. Las órdenes que dio Arrieta para investigar el caso.


Las autoridades del Hospital Ángel Marzetti enfrentan en estos días una situación compleja, luego de que por orden del intendente Gustavo Arrieta se iniciara un sumario para determinar las posibles responsabilidades en la contratación de lo que hasta el momento parece ser un falso médico, que entre noviembre del 2017 y abril de este año trabajó en la Guardia del Hospital y la Unidad Sanitaria de Máximo Paz.

Esta semana, el intendente también dio la orden de avanzar en la Justicia. El martes 10 de Julio le pidió por nota al director del Ente Descentralizado, Federico Pequeño, que se formalice una denuncia ante la fiscalía de turno, algo que concretó el miércoles 11 la abogada del Hospital, Brenda Rodriguez.

CañuelasYa accedió a las copias de las actuaciones del Ejecutivo en el tema, que se iniciaron el pasado lunes 2 de julio, unos días después de que el bloque de Cambiemos formalizara un Pedido de Informes sobre el tema a partir de una denuncia informal llevada a cabo por el secretario de FESIMUBO, Daniel Suárez.

El lunes 2, cuando la noticia ya se había hecho pública, el asesor de Arrieta, Roberto Fernández Meire, le envió una nota al director del Hospital Federico Pequeño, y a la Administradora, Diana Barcia.

En dicha nota, el Municipio informó que se daba inicio a la instrucción inmediata de un sumario, a cargo del Dr. José Luis Perrotat. Dicho sumario –en curso- se realiza desde el Municipio (y no desde el Hospital) “a los fines de tomar independencia en el proceso de toda posible injerencia de personal del Ente”.

En esa misma nota, Meire le transmitió a Pequeño y Barcia el requerimiento de que se lleve a cabo un “relevamiento exhaustivo” de toda la documentación de los profesionales en ejercicio, específicamente matriculación y colegiatura, y se ordenó la “suspensión del pago de haberes a aquellos médicos que no hayan presentado la documentación respaldatoria”.

El mismo 2 de julio, Pequeño y Barcia contestaron la nota del intendente, y por escrito dieron su versión de los hechos.

En esa suerte de descargo, los funcionarios del Marzetti informaron sobre la contratación de Joao Peixoto Dos Santos Neto -el nombre con el que el presunto médico trucho figuró siempre- y aseguraron que el supuesto profesional fue entrevistado por el Jefe de Guardias y Emergencias, Dr. Hernán Carpio y la coordinadora de Guardias, Fabiana Pereyra, quienes “envían la documentación a la oficina de Personal del Ente Descentralizado para la confección del legajo y la realización del contrato”.

Verificada la existencia del título de médico extendido por la Universidad de Morón, Matrícula Nacional expedida por el Ministerio de Salud de la Nación y DNI correspondiente, se procedió a la confección del legajo y del contrato con fecha 1-08-17”, aseguran Pequeño y Barcia en la nota.

En otro párrafo aclararon que tres meses después –el 7 de noviembre- se le notificó al presunto profesional que debía presentar el Certificado de Ética extendido por el Colegio Médico.

La respuesta del director y administradora del Marzetti también dio cuenta del momento y circunstancias en que fue detectada la anomalía: “Al presentar en abril certificación de matrimonio y observarse en redes sociales que en cartel destacado de la fiesta se lo mencionaba como Felipe, comenzó  a dudarse de su identidad ya que aparecen sus fotografías como pertenecientes a Felipe Nori, y otras de otra persona como Joao Peixoto Dos Santos. Se solicita que entregue toda la documentación original, situación que nunca ocurre, por lo que se lo da de baja con fecha 05-04-18”, cierra la nota, que sin embargo no explica por qué ante la evidente presunción de un grave delito como la usurpación de identidad y de título, no se efectuó la denuncia correspondiente ni se abrió siquiera un sumario administrativo.

El martes 10 de julio, ya con el sumario que él mismo ordenó en marcha, Arrieta volvió a dirigirse por nota a Pequeño, solicitando la presentación de la Denuncia Penal en la Fiscalía de Turno contra Felipe Nori, a los efectos que se investiguen los posibles delitos cometidos.

Asimismo solicito que en caso de surgir nuevos elementos contra cualquier otro profesional, inmediatamente se lleve adelante la denuncia penal correspondiente ante la Justicia y se ordene el sumario correspondiente”, ordena la nota firmada por el intendente.

El miércoles 11 de abril, la Dra. Brenda Rodríguez, Asesora Legal del Hospital formuló la denuncia penal, aunque no sólo contra Nori, sino “contra todos aquellos que hayan intervenido en el hecho”.

En la denuncia, Rodríguez relató los hecho ya conocidos, deduciendo que Nori presuntamente usurpó la identidad de Dos Santos Neto, adulterando a su vez la documentación presentada en el Hospital (DNI y Título) incurriendo además en los delitos de “Ejercicio Ilegal de la Medicina” y “Estafa”.

La abogada del Hospital presentó como prueba escritos periodísticos y fotocopia de la documentación obrante en el Legajo.


medico_trucho_ejecutivo_01


medico_trucho_ejecutivo_02


medico_trucho_ejecutivo_03


medico_trucho_ejecutivo_04