Con el pie izquierdo: quiere ser candidato y ya violó las normas de publicidad política

Compartir

En la última semana proliferaron en toda la ciudad pasacalles con la leyenda “Pablo Campos 2019 Cambiemos”, cuya colocación no sólo viola la ley electoral sino también las ordenanzas locales.

Mal comienzo para el ignoto comerciante de la ruta 3, que con el aval de algún concejal de La Matanza pretende incursionar en la política local. La figura de Campos es completamente desconocida en el escenario cañuelense, y aunque ha intentado instalarse por medio de notas en algunos medios locales, utilizando una presunta cercanía con Margarita Barrientos, los dirigentes locales de Cambiemos no lo han incluido.

Por eso, ahora se buscó un recurso más agresivo: la colocación de pasacalles, que si bien no cruzan de vereda a vereda se encuentran en visibles ochavas de diferentes esquinas céntricas.

Pero para quien pretende insertarse en la política local, el recurso puede jugarle en contra, ya que se encuentra en flagrante violación a la Ley Nacional 23.298, referida a la democratización de la representación política, la transparencia y la equidad electoral, según la cual “la campaña electoral de las elecciones primarias se inicia treinta días antes de la fecha de los comicios“. Previo a este plazo, la publicidad política en vía pública está prohibida.

Aunque no sólo viola la ley electoral sino también la Ordenanza 2248/06, que en su artículo 31 prohíbe en forma taxativa el uso de pasacalles (cualquiera fuera su mensaje, contenido, finalidad o consigna), así como la publicidad en columnas emplazadas en la vía pública, árboles, postes de señalización de tránsito, etc.

Esta norma suele ser interrumpida de común acuerdo en épocas de campañas políticas por medio de un Decreto ad referéndum del Concejo Deliberante, para permitir la campaña electoral, por medio de una excepción.

Pero mientras tanto, está prohibido, y el Municipio tiene facultades no sólo para multar a los responsables sino para retirar por la fuerza los pasacalles, algo que por el momento no ha hecho.