El Ejecutivo giró el Presupuesto 2018, con un aumento del 47 por ciento

Compartir

Será de casi 515 millones, 166 más que el cálculo de recursos del año en curso. El incremento refleja el impacto de la inflación en las cuentas, muy superior a los cálculos oficiales.


La intendenta Marisa Fassi giró al Concejo Deliberante el Cálculo de Gastos y Recursos del Municipio para el año 2018. Según el proyecto de Ordenanza al que tuvo acceso este medio, el Ejecutivo planea utilizar el próximo año $514.841.237,86, casi 166 millones más que el presupuesto vigente.

El cálculo oficial supone un incremento porcentual del 47%, similar al que operó durante el presente año. Sin embargo, en relación con el presupuesto que se calcula ejecutar al 31 de diciembre de este año, la diferencia sería de sólo el 12 por ciento, según aseguraron fuentes del Ejecutivo.

El Municipio tiene por costumbre elaborar el Presupuesto en base al Ejecutado real del año en curso, de modo que ese número en realidad explica el impacto que la inflación de los últimos 12 meses tuvo en la administración municipal. “La mayoría de los recursos ya los generamos este año y con recaudación propia, la inflación ya la enfrentamos este año y con recursos propios”, dijeron desde la administración municipal.

Se trata de un número muy superior al que pretende mostrar el Gobierno Nacional, que estima que la inflación rondará el 20 por ciento (aunque la meta del Banco Central fue del 17 por ciento, ya superada), por lo que seguramente generará alguna polémica en el debate en el Concejo Deliberante.

El Presupuesto prevé 474 cargos en Planta Permanente, y vuelve a incluir el Artículo 14, que autoriza al Ejecutivo a “realizar transferencias de créditos, creación y ampliación de partidas”, siempre que existan recursos para poder financiarlas.

Esta facultad –si bien a diferencia de Presupuestos de gobiernos anteriores únicamente se circunscribe a áreas específicas como Servicios Públicos, Obras y Salud– es históricamente cuestionada por la oposición, que considera que es una manera de manejar en forma discrecional los recursos excedentes.