En campaña, Macri pasó por Cañuelas y almorzó en la parrilla de “Beto”

Compartir

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, sorprendió a propios extraños este mediodía y pasó por Cañuelas. Visitó el local de venta de fiambres y artículos regionales “Nuestro almacén de campo”, en ruta 205 a la altura del kilómetro 64,500, y luego almorzó en la parrilla “Lo de Beto”, a pocos metros del local.


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Durante la visita, se mostró acompañado de la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley y un puñado de colaboradores y personal de seguridad. Ni las autoridades locales ni los referente de Cambiemos de Cañuelas sabían de la visita: mientras el Presidente pisaba suelo cañuelense, Marisa Fassi y Gustavo Arrieta presentaban en un acto la lista de Unidad Ciudadana, y los concejales de Cambiemos realizaban una recorrida por el barrio Sarmiento junto al legislador del PRO, Walter Lanaro.

La visita de Macri fue presentada como algo “espontáneo” por su equipo de comunicación. Incluso en las redes sociales, el Jefe de Estado publicó una foto almorzando en la parrilla como un vecino más, junto a la leyenda: “Camino a Cañuelas paré a comprarle unos fiambres a Silvia y a Javier en su puesto. Terminamos comiendo juntos en una parrilla“.

En realidad, la visita no fue tan casual. Según versiones,  semanas atrás personal de Seguridad de Presidencia ya había recorrido el lugar donde iba a realizarse la visita. Tampoco Macri “paró” en Cañuelas como dijo: en realidad llegó en un helicóptero que aterrizó en el predio que el Comando de Patrullas Rural tiene a 200 metros del lugar.

Algunos comensales sorprendidos tomaron fotos con celulares, que rápidamente se distribuyeron por grupos de whatsapp, y las redes sociales explotaron con mensajes a favor y en contra del Presidente.

Camino a Cañuelas paré a comprarle unos fiambres a Silvia y a Javier en su puesto. Terminamos comiendo juntos en una parrilla.

Una publicación compartida por Mauricio Macri (@mauriciomacri) el