En el Concejo, Álvarez cuestionó que Arrieta no haya separado de sus cargos a Barcia y Pereyra

Compartir

El concejal de Cambiemos hizo una dura crítica al gobierno municipal por la falta de resolución en relación al caso de los médicos truchos. “La Justicia tiene sus tiempos pero hay que tomar decisiones políticas con inmediatez”, aseguró.


En el marco de la XI sesión ordinaria del HCD, el concejal de Cambiemos Carlos Álvarez apuntó con dureza al Ejecutivo municipal por el caso de los médicos truchos, y opinó que la cúpula de funcionarios del Hospital Marzetti debió haber sido removida de sus cargos.

Haciendo uso de una moción de privilegio, Álvarez recordó que el caso se hizo público justamente a partir de un proyecto de Comunicación presentado por su bloque en la sesión del 25 de junio, tras el cual –el 2 de julio- el intendente ordenó un sumario administrativo; y que una semana después el propio bloque de Cambiemos y el propio Hospital realizaron denuncias penales contra Felipe Nori Haggi Lacerda primero, y Tahis Soares Costa después, por posible ejercicio ilegal de la medicina y posible adulteración de documento público.

Sin embargo, hasta entones no se conocieron novedades sobre el resultado del sumario, aún cuando el 25 de julio el HCD aprobó un pedido de informes del Frente Renovador pidiendo conocer los resultados del mismo.

Desde ese momento, no se ha tomado una decisión política o administrativa, por parte del intendente municipal, que esté a la altura de la gravedad del caso”, cuestionó Alvarez.

No se pidió la renuncia, ni se suspendió preventivamente a la coordinadora de guardias Fabiana Pereyra, hasta la finalización del sumario o de la causa penal, o al menos, si así sucedió, lo desconocemos. No se pidió la renuncia, ni se suspendió preventivamente a la administradora del hospital, Diana Barcia, que, según la ordenanza de creación del ente, es la responsable del personal. Al contrario, sigue en su función pero con más atribuciones que antes. Se designó a Gustavo Pascuas como delegado fiscalizador del hospital, cuando está denunciado en la causa por malversación de fondos, que inició de oficio la fiscal Pippo”, continuó el concejal.

Pasaron dos meses y medio, se dio a conocer públicamente muchísima información delicada, y el sumario aún no tiene un resultado definitivo. Hablamos de la vida de vecinos de Cañuelas, de Corrupción, de estafa, de mala administración y de juicios de mala praxis que, en algún momento, la comuna va a tener que pagar”, dijo también.

Desde nuestro bloque hemos sido cautos a la hora de accionar y de hacer declaraciones, pero no vamos a convalidar que se deje pasar el tiempo, como si aquí no hubiera pasado nada, y le pedimos al señor intendente que en este caso, tome con inmediatez las decisiones políticas y administrativas que la gravedad del caso requiere”, cerró Álvarez.