Hospital Regional: el angiógrafo, otra vez en el centro del debate

Compartir

La Provincia volvió a insistir con retirar el equipamiento y llevarlo a un hospital de La Plata. Con Arrieta a la cabeza, los intendentes de la región se negaron y reclamaron la apertura de los servicios demorados.


El pasado jueves, en el marco de una nueva audiencia convocada por el Juzgado Federal Nº2 de Morón para analizar el proceso de apertura del Hospital Regional de la Cuenca Alta, las autoridades provinciales volvieron a plantear el pedido para que el angiógrafo sea trasladado al Hospital San Juan de Dios, de La Plata.

Durante el encuentro -en el que Cañuelas estuvo representado por el diputado Gustavo Arrieta- el subsecretario de Salud Provincial Leonardo Busso puso nuevamente el tema en discusión, luego de que la Nación había asegurado el año pasado que ningún equipamiento iba a ser retirado.

Según explicó Busso, los motivos para retirar el angiógrafo de Cañuelas son dos: la necesidad que tiene el hospital San Juan de Dios  -cuyo equipamiento es obsoleto- y las dificultades para la puesta en marcha del equipo en Cañuelas, que incluso requeriría una reforma edilicia.

Según explicó el Municipio en un comunicado, el funcionario provincial solicitó a los intendentes apoyo para tomar la medida, a lo que los mandatarios comunales se opusieron. El propio Arrieta reclamó incluso que a la fecha no sólo debería estar funcionando no solamente el angiógrafo, sino también los consultorios de oftalmología, el equipo de espirometría, los respiradores artificiales de adultos, pediátricos y neonatales; las ambulancias donadas por el Ministerio de Salud de la Nación, el mamógrafo digital, los equipos de Rayos X y Rayos X odontológico, el tomógrafo computado y los ecógrafos portátiles, cardiológicos y generales. Como también debería estar licitada la compra del resonador nuclear magnético y del laboratorio toxicológico, de referencia nacional. 

Sabemos que se está avanzando con mucha dificultad y que al igual que el angiógrafo hay muchos equipos que no están en uso o ni siquiera con el proceso de compra  iniciado. De acuerdo a la manda judicial deberían estar funcionando los servicios de clínica médica, consultorios externos, pediatría, ginecología, obstetricia, guardia externa, oftalmología, cardiología, cirugía, el laboratorio clínico y el laboratorio toxicológico. De acuerdo al plano original también tendrían que estar en marcha el tomógrafo, desde febrero de 2016, y el resonador magnético desde enero de este año”, remarcó el diputado, que en diciembre volverá a asumir la intendencia.

Ha existido un fuerte condicionamiento presupuestario, como consecuencia de que el Ministerio de Salud no ha dotado al hospital SAMIC de Cañuelas del presupuesto necesario para cumplir con todas estas metas. Nosotros entendimos, sin especulación política de ningún tipo, todos estos condicionamientos presupuestarios y establecimos un camino de diálogo y consenso para que a pesar del retraso todos trabajemos para que los servicios y la aparatología del hospital se pongan en marcha”, agregó.

Los municipios de Marcos Paz, General Las Heras y Presidente Perón también se mostraron en disconformidad sobre el traslado del angiógrafo y propusieron continuar la discusión en una segunda reunión, con posibilidades de ser convocada para la próxima semana.