Presupuesto polémico: la Provincia exige que los Municipios afronten más gastos, pero quiere poner un límite al aumento de tasas

Compartir

En el texto de la Ley Impositiva que acompaña al Presupuesto, el gobierno de María Eugenia Vidal incluyó un artículo “transitorio” estableciendo un tope para los aumentos municipales. La Provincia también pretende afectar un porcentaje mayor del Fondo Educativo a obras de infraestructura escolar.


El proyecto de Presupuesto 2019 que la gobernadora Vidal envió a la Legislatura provincial, ya despertó las primeras polémicas. Y es que muchos intendentes lo consideran un presupuesto “de ajuste” y alertaron que la Provincia pretende avanzar sobre las autonomías municipales en el manejo de recursos.

Uno de los puntos que ya levantó polvareda tiene que ver con las tasas municipales. Y es que el gobierno puso en el texto de la Ley Impositiva, que acompaña al Presupuesto, un artículo que impone un tope del 38% de aumento de las tasas municipales.

Se trata del artículo 141, que establece dicho tope “con carácter transitorio”, mientras no se acuerde el Pacto Fiscal que aprobó el gobierno bonaerense. Una suerte de acuerdo entre los municipios para “homogeneizar y armonizar las bases imponibles y alícuotas” de las tasas de Seguridad e Higiene, Alumbrado Barrido y Limpieza, y Red Vial, entre otras.

En el Justicialismo ya pusieron el grito en el cielo, al considerar que lo que intenta Vidal implica un “avasallamiento del poder de los municipios”. Es que la medida impactará en las ya complicadas finanzas municipales, en un año donde la inflación se estima estará en el orden del 45%, pero que en algunos rubros como el combustible –que Cañuelas utiliza como parámetro para actualizar el valor del módulo- el aumento superará el 70%.

Que el ministro de Economía de la Provincia le diga a un Municipio de la Provincia cuánto tiene que aumentar las tasas nos parece un disparate total. Va en contra de la autonomía de los Municipios”, le dijo al sitio La Tecla.info, Walter Abarca, diputado de Unidad Ciudadana.

La Ley de Presupuesto también incluye un artículo para los Concejos Deliberantes exigiendo que reduzcan su prespuesto al 1,5% del total de gastos de la Comuna.

 

Otra polémica: el Fondo Educativo

La utilización de los recursos que llegan por el Fondo educativo generando desde hace tiempo polémica a nivel local. Se trata de una partida que el gobierno nacional gira a las provincias y que a su vez, una porción, las provincias deben girar a los municipios para gastos vinculados a la educación.

Mientras que la Provincia insiste en que esos fondos deben ser afectados a obras de infraestructura escolar, los municipios sostienen que ello es una forma de “municipalización de la educación” y prefieren invertirlos en educación no formal, como los talleres que en Cañuelas brinda el Instituto Cultural.

Este año, el gobierno bonaerense había exigido que el 40% de esos fondos se destinen a Infraestructura (en los municipios del conurbano fue el 50%), pero para el 2019 pretende que el porcentaje se eleve al 70% (o 100%, en el GBA).

La réplica de los intendentes es simple: si la Provincia exige eso, que haga lo mismo. Y es que de los fondos originales que Nación envía a Provincia, lo que no es girado a los Municipios no se invierte en infraestructura, sino que la misma Provincia los usa para pago de salarios.

 

Transferencias

Además del tope de aumento a las tasas, y el Fondo Educativo, habrá otros focos de conflicto en relación al Presupuesto 2019. Y es que la Provincia planea también transferir a los municipios la tarifa social energética, un porcentaje de los subsidios al transporte -que corresponde a las líneas municipales- y los costos del Ceamse.

Según publicó el sitio La Política Online, la Provincia calcula que los intendentes deberán absorber unos 13.000 millones. Sin embargo, las cuentas que hacen los intendentes dicen otra cosa: calculan 11.600 millones de tarifa social, 4.300 de transporte y 2.900 de alumbrado público.