“La mirada del amor no es virtual”

Compartir

El padre Alejandro junto al Papa Francisco (entonces cardenal Bergoglio) y el obispo Juan Suárez durante la inauguración de la Capilla Desatanudos.


Es la entrega frágil que se hace navidad en los pueblos…

Los pueblos atisban una nueva entrega que se hace niño en los pequeños.

Una canción nueva despojada de mediocridades y de mediáticos ascensos y triunfos, una música que se desliza por la fragilidad y la toma como su morada.

La mirada es la del amor que no es virtual ni una carita de facebook o foto fría sino se concreta en las manos y corazones que se dan realmente, que se encuentran y hacen cargo el uno en el otro, el otro en el uno.

Un nacimiento solidario que desde siempre ha estado no tanto en nuestra mente sino en nuestros corazones desnudos y despojados de todo y abiertos a una nueva entrega.

En estos tiempos en que las crisis económicas o más bien financieras causadas por la omnipotencia de unos pocos que siguen tomando champagne desde las ventanas de Wall Street…

En estos tiempos donde nos asomamos al vértigo de autodestruirnos y mandarnos drones que jactan nuestros logros científicos para la muerte por la muerte.

En estos tiempos sin embargo asoma maravillosamente el encuentro despojado con nosotros mismos, con el que somos.

No nos queda otra que encontrarnos con nuestro propio pesebre el que se vislumbra en nuestra vida cuando acaece la soledad fecunda del encuentro con nosotros mismos.

Estos tiempos nos aproximan al otro desde nuestra identidad más profunda, nuestro amor en el cual resuenan los llantos y la alegría del niño Dios.

Por eso el niño nos asoma a nuestra profunda humanidad, nos encamina a redescubrirla y esto se da en la desnudez de las posmodernos asomos de dioses de plástico o de consumo que algún día nos fallan o nos son infieles.

No corras mas tras las ofertas se un tanto reposo entre tanta velocidad y no tengas miedo a asomarte a las miradas y sobre todo a las necesidades de los pequeños que no son arbolitos de oro o gigantes llenos de efectos especiales…

Despojados en el niño de camino a Belén ya sin tantas estructuras de poder que nos dan falsas seguridades en detrimento de nuestro ser más humano, de nuestras pequeñas pero maravillosas ternuras.

Desnudos entonces de ropajes que nos identifican y que en realidad solo nos despersonalizan, para terminar haciendo entonces de estas fiestas un patético desliz de petardo y descontrol, con esa sensación de querer destruirlo todo o con aquellos desparpajos e hipocresías depositadas en luminarias ilusorias que solo te traen despertares infelices.

Ahí donde esta nuestro amor se encarna el Amor, en lo cotidiano de cada día, de cada instante, no sin dolor nos corremos de esas cadenas egoístas que nos tienden los sistemas embanderados por unos pocos.

El verbo se hizo carne y habito en nosotros…

Dios es amor en nuestro amor…

(Alejandro Dilorenzi)

 

Celebraciones en la Capilla Desatanudos

Este jueves 24 de diciembre a las 19 horas se celebrará en la capilla de La Garita la Misa de Nochebuena (Natividad del Señor), esperando al Niñito Jesús que va a nacer en nuestros corazones. Se pide llevar el Niñito Jesús de tu Pesebre para benedecirlo.

El viernes 25 de diciembre se celebrará la Misa de Navidad a las 19 horas.

Como todos los años, la comunidad Desatanudos pide cambiar pirotecnia, por un juguete que puede llevarse  a la Capilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *