Cine: Secretos de una obsesión

Compartir

Los remakes generalmente no tienen buena prensa, más cuando lo son de una gran película, en este caso la argentina ganadora del Oscar a mejor película extranjera en 2010, “El Secreto de sus ojos” del director Juan José Campanella

En este sentido lo cierto es que el film, “Secretos de una obsesión’  del director Billy Ray (guionista de “Los juegos del hambre” y “Capitán Phillips”)”, en ningún caso busca ser una copia fiel del film argentino sino que desde los títulos se lee “Inspirada en la película ganadora del Oscar…”, lo que resulta claro porque la nueva historia yanqui no tiene mucho que ver con la argentina cambiando no solo la trama sino también el rol que juegan los protagonistas principales.

Vale recordar que la película argentina estaba basada en la novela “La pregunta de sus ojos” del escritor  Eduardo Sacheri,  y  narraba un crimen no aclarado tras 25 años de investigación judicial, ambientado en los duros  años 70 en la Argentina.

El protagonista era el empleado judicial Benjamín Espósito (Ricardo Darín), que empezaba a investigar el crimen de una joven brutalmente violada y asesinada. El viudo, Ricardo Morales (Pablo Rago), queda devastado por la noticia, y Espósito le promete encontrar al asesino y llevarlo ante la justicia. El protagonista es ayudado por su asistente, Pablo Sandoval (Guillermo Francella), y la recién llegada Irene Menéndez-Hastings (Soledad Villamil), Secretaria de un Juzgado penal.

En cambio en “Secretos de una obsesión” la acción se desarrolla en los  Estados Unidos con posterioridad a los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Ray (Chiwetel Ejiofor) es un ex agente del FBI que durante más de una década ha vivido con una gran obsesión: Volver a encontrar al asesino impune de Carolyn Cobb, la hija de su compañera de trabajo  Jess Cobb (Julia Roberts).

Para tratar encontrarlo recurre al que ha sido el gran amor imposible de su vida, Claire (Nicole Kidman) quien ahora es fiscal de distrito pero que doce años atrás trabajó junto con él en el caso.

En este caso  la impunidad del asesino se debió a que este era informante en una investigación anti terrorista post ataque a las torres gemelas del 11 de septiembre de 2001.

El cambio en los personajes centrales es trascendental, Chiwetel Ejiofor y Nicole Kidman vendrían a ocupar el rol que en el film de Campanella interpretaron, respectivamente, Ricardo Darín y Soledad Villamil.

Los personajes de Guillermo Francella y Pablo Rago se mezclan en la gran interpretación de Julia Roberts en el papel de una agente del FBI que encuentra el cuerpo de su hija dentro de un depósito de basura.

‘Creo que esta película  es el trabajo de alguien que vio El secreto de sus ojos, le gustó mucho y quiso rendirle un homenaje escribiendo esa obra con variaciones. Lo que le digo al público argentino que vio mi película, y que sobre todo la quiso, es que Secretos de una obsesión se encaró como un homenaje. Y así la veo.’, dijo el director Juan José Campanella quien aparece en los títulos de crédito de la película como productor ejecutivo, mención que responde  a un tema de usos y costumbres en Hollywood.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *