Los “chicos” del Dardo Rocha, de paseo en Pinamar

Compartir

Por gestiones de la Cooperadora, 31 internos del Hospital subzonal de Uribelarrea realizan una visita a la localidad balnearia. Varios viven por primera vez la experiencia de dormir fuera de la institución. Buscan que la experiencia los prepare para un período de mayor independencia.

 

La cooperadora es presidida por Lorena García, e integrada por vecinos de la localidad de Uribelarrea, varios de los cuales trabajan en el Hospital.

La localidad se encuentra íntimamente ligada al Dardo Rocha, a punto tal que el Ministerio de Salud bonaerense es considerado como la principal fuente laboral de Uribelarrea. Entre el personal de planta, contratados y empresas que prestan servicios, hay unas 70 personas vinculadas laboralmente con el Hospital.

Tras organizarse en el 2009, el objetivo de la cooperadora fue ayudar a la socialización de los internos, sobre todo con actividades fuera del Hospital. Con mucho esfuerzo lograron llevar a cabo paseos a las lagunas de la zona, participar de algunas fiestas en Cañuelas, y hasta viajar a Mundo Marino.

El viaje a Pinamar implica un enorme paso, ya que los “chicos” (como se los llama cariñosamente a pesar de estar en edad adulta) estarán tres días y dos noches en la ciudad balnearia, hospedándose en el complejo “Vacances Golf”.

Algunos van a experimentar en este viaje dormir fuera del hospital después de 40 años, hay otros que nunca lo hicieron. Hay chicos que a la edad de los 6 años fueron internados primero en La Plata y luego trasladados a Uribe, en el viejo colegio de las Hermanas que fue el primer Instituto Pedagócio, que luego se convirtió en el Hospital”, contó Lorena.

Según explicó la presidenta de la cooperadora, la nueva Ley de Salud Mental plantea un “nuevo paradigma” sobre cómo tratar con los sujetos de derechos  que presentan problemas  mentales.

Lo que buscamos es mostrarles la vida fuera del Hospital, que conozcan, que disfruten, se organicen en bañarse, cocinar y hasta en qué hacer con el dinero. Cuando regresemos pensamos en un proyecto más importante, que es prepararlos para la vida en casas alquiladas, o incluso en otro sector del hospital, pero de forma más independiente”, agregó.

De los 83 internos que tiene hoy el Dardo Rocha, son 31 los que participan de la experiencia. Por su discapacidad o problemática, no todos pueden realizar tareas de socialización.

chicos dardo rocha 2

Lorena no quiere dejar de agradecer las múltiples colaboraciones que recibe la cooperadora, desde vecinos, ex alumnos del Colegio Don Bosco, y el Municipio. Recientemente la institución heredó un local donado por la sucesión de marina Pujol, por lo que percibe un ingreso por el alquiler, que permite solventar los viajes para la participación de los chicos en talleres artísticos y culturales.

También colaboran varios comercios y empresas, como Don Satur, Lobos Bus, pastas Doña Julia, Carrito de Francisco, La Pulpería, Don Geovanni, Pueblo Escondido, y a las personas que nos acompañan en este viaje: Héctor y Juana Rivas, Walter Depetrini, Andrea Orona, Jonathan Tolosa, Vilma Holze, Juampi  Carricaburo y Érica Arrieta, y también al personal que quedo conteniendo a los demás internos y al cuerpo directivo por confiar en nosotros”, agregó Lorena.

Tratamos de hacer que las cosas sucedan y hasta lo imposible se hace posible con poner un poquito cada uno de nosotros, que tenemos la oportunidad de volver a nuestras casas, ellos no tuvieron opción de elegir”, cerró.