Macri tendrá un ahijado cañuelense

Compartir

Un bebé cañuelense podrá ser ahijado presidencial, en tanto la familia decida acogerse a la Ley 20.843, que garantiza el padrinazgo del Presidente de la Nación al séptimo hijo varón o la séptima hija mujer de una prole del mismo sexo.

Se trata de Valentín Ponce, quien nació en el Hospital Marzetti el 24 de noviembre, cuando Mauricio Macri aún no había asumido pero ya era Presidente electo. El niño es hijo de Yanina Ferrer, de 31 años y quien tiene otros seis hijos varones, el mayor de 15 años de edad.

La propia Yanina le contó la noticia a CañuelasYa!, y aunque se mostró entusiasmada con la posibilidad de que su hijo sea ahijado presidencial reconoció que todavía no inició los trámites pertinentes. Esta semana concurrirá al Municipio para interiorizarse sobre los pasos formales para acceder al beneficio.

El Padrinazgo presidencial empezó a utilizarse a principios de siglo pasado, con el objeto de contrarrestar las creencias de algunos inmigrantes europeos que consideraban que el séptimo hijo varón era hombre lobo, y la séptima hija mujer era bruja. En la Rusia zarista, se buscaba eliminar dichas creencias con un padrinazgo imperial, algo que fue copiado en nuestro país.

La tradición fue convertida en Ley durante el gobierno de Isabel Perón. Desde entonces, los ahijados presidenciales reciben una medalla, y en caso de ser necesario una beca especial para la realización de sus estudios de nivel primario, secundario y universitario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *