El cuerpo hallado en Santa Anita pertenecía al empresario español Roberto Martínez Montes

Compartir

Su cuerpo fue hallado calcinado el día domingo en nuestro Partido. El empresario se encontraba desaparecido desde el día sábado. Su yerno y un mecánico se encuentran detenidos.

El empresario español Roberto Fernández Montes, que había desaparecido el sábado, fue encontrado sin vida en Cañuelas. Por la muerte de Fernández Montes, que tenía 67 años, fueron detenidos su yerno y un mecánico
La principal hipótesis es que Fernández Montes fue asesinado el sábado en su departamento de calle Aranguren 36, en el barrio de Caballito. Por el hecho están detenidos su yerno y un mecánico, quienes fueron registrados por las cámaras de seguridad del edificio, cargando un bulto envuelto en un acolchado y yéndose con el auto de la víctima.
Sus familiares habían denunciado que desde el sábado no tenían noticias. El automóvil apareció incendiado en Almirante Brown, en tanto el cuerpo que finalmente terminaría siendo identificado como el de Fernández Montes, fue hallado el día domingo y con signos de haber sido calcinado, en Santa Anita en nuestro Partido
Según relató María del Carmen, quien era su pareja desde hacía 13 años, la última vez que habló con el empresario fue el sábado en horas del mediodía y habían quedado para cenar. Sin embargo nuevas llamadas sin respuesta, la hicieron sospechar de que algo malo había ocurrido, y lamentablemente no se equivocaba.

María del Carmen se dirigió hacia la casa de Fernandez Montes y advirtió que él no estaba ahí como le había dicho, ni tampoco estaban su auto o de su hija menor, con la que vivía.

“El sábado me comuniqué con él toda la mañana. Pero luego perdí contacto y a las cinco de la tarde fui hasta su casa. Ahí llamé a la hija, se vino desde Escobar para abrir el departamento, porque vivía con su padre. Después vino la otra hija, la más grande. Y llegó con este individuo, que ahora está detenido. Esa mala persona le decía que se quedara tranquila. No faltaba nada, sólo algo de ropa de cama. La relación mía era con Roberto Un dato no menor es que el yerno, de nombre Santiago, es empleado desde el 2010 en la empresa de minicargadoras propiedad de Rodríguez Montes y a partir del año pasado mantenía con la víctima una relación que la familia catalogó de “tensa”, tras haber sido descubierto robando dinero del negocio. “Lo dejó al borde de la quiebra”, expresó María del Carmen.

Con el correr de las horas Santiago quedaría más que comprometido. Al revisarse los videos del sábado de las cámaras de seguridad del edificio de Aranguren 36, se vio al yerno en el ascensor junto a otra persona -identificado como un ex empleado de la empresa- cargando algo de gran tamaño envuelto en un acolchado. Otras imágenes los mostraban cargando el bulto en el automóvil de la hija menor de la víctima y yéndose del lugar. Ambos fueron detenidos.

En el interior de la casa las hijas de Fernandez Montes advirtieron además que faltaba dinero y los investigadores encontraron rastros de sangre.
El Auto marca Suzuki Fun propiedad de la hija menor del hombre de 67 años, en el que el yerno y el ex empleado habían salido del edificio el sábado, apareció quemado en Almirante Brown

A pesar de que todo parecía presagiar un mal final, hasta este mismo martes los familiares de la víctima hacían saber a través de entrevistas televisivas que mantenían la esperanza de hallarlo con vida. Sin embargo este mediodía un cuerpo encontrado el domingo en Santa Anita Partido de Cañuelas, fue identificado como el de Fernandez Montes.

Quienes reconocieron el cuerpo fueron sus propios familiares y debieron hacerlo a partir de una cadenita con un crucifijo que estaba en el lugar y señalaron como propiedad del empresario. El cadáver mostraba signos de haber sido calcinado, por lo que resultaba irreconocible a simple vista.

Fuente: Infobae