Cañuelas representada en el Mundial de Potrero

Compartir

“Los pibes de Máximo Paz” representarán a Cañuelas en Villa Gesell. Así lo hizo saber a las autoridades municipales una delegación de jugadores de fútbol amateurs que jugarán en el mundial de potrero a partir del 3 de marzo.
Uno de los referentes, Hugo Ricardo Isla, dijo: “Somos un grupo de amigos de barrio que vamos a jugar el mundial de potrero en Villa Gessell y ver si tenemos suerte de representar a Cañuelas y llegar por lo menos a la final”.

Los funcionarios compartieron un momento con Hugo, uno de los representantes de la veintena de chicos que conformarán el equipo que viajará este 1 de marzo a la costa para jugar el mundial, dialogaron de experiencias anteriores y agradecieron el aporte y ayuda del municipio para poder viajar, se estima que familiares, amigos y
allegados conformen una delegación de hinchada de aproximadamente 60 personas, para acompañarlos en un micro.

“Desde que iniciamos la gestión tomamos la firme decisión de acompañar a los deportistas en su esfuerzo y este caso de estos jóvenes de Máximo Paz es un ejemplo de tenacidad, superación e inclusión y nosotros como Estado estaremos con ellos”, señaló Arrieta.

El origen del Mundial de Potreros nació como nacen las grandes historias, de casualidad, sin buscarlo, por una cuestión del destino, el azar o las energías. La leyenda dice que, durante la década del 60, el Club Atlético Social Pinto (ubicado en Pinto, un pueblo a 245 kilómetros de Santiago del Estero).

Cerca de 60 equipos son de La Matanza; de Rosario unos cuántos, también hay de Santa Fe, Salta, Chaco, Santiago del Estero, Mar del Plata, Villa Gesell, Lomas de Zamora y Cañuelas entre otras ciudades y provincias.

El “Mundial del Potrero” campeonato que año a año se disputa y este 2019 será a partir de próximo 3 de marzo en Villa Gessell. En cada match, que se juegan a eliminación directa, se ponen sobre la mesa de apuestas entre 10 y 100 mil pesos, muchas veces los jugadores no ven ni un centavo de esa plata. Aunque, otras tantas, son los mismos
equipos lo que apuestan a su triunfo, en el Torneo de Fútbol Relámpago más grande del país.

En la edición del año pasado en Santiago del Estero, doscientos equipos de todo el país disputaron un torneo relámpago de 48 horas que tuvo 2,8 millones de pesos en premios, donde “Los Pibes de Máximo Paz” terminaron cuartos, más de 100 delegaciones de todo el país. Reunieron a más de 4.000 deportistas. Superando los 10.000 espectadores, generando un gran atractivo y movimiento deportivo y social a la ciudad cuya población es de 6.000 habitantes. Se juega durante más de  72 horas de modo ininterrumpido y reparte premios hasta el cuarto puesto.