Reclamo de docentes y auxiliares en Cañuelas: “Vamos camino a ser un nuevo Moreno”

Compartir

Este lunes tuvo lugar una multitudinaria marcha de antorchas para protestar por la muerte dos trabajadores por la explosión de una escuela. Fuertes críticas a María Eugenia Vidal y al Consejo Escolar de Cañuelas.


El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Una importante columna de docentes, auxiliares y movimientos sociales marchó el lunes en Cañuelas en protesta tras la muerte del auxiliar docente Rubén Orlando Rodríguez,y la vicedirectora Sandra Calamano, que perdieron la vida el jueves por la mañana cuando un escape de gas provocó una explosión en la Escuela Primaria N° 49 Nicolás Avellaneda, en el barrio San Carlos de la ciudad de Moreno .

Tras marchar desde la estación ferroviaria hasta la plaza San Martín, portando antorchas, los dirigentes de los principales gremios convocantes aprovecharon para plantear sus críticas a la gobernadora María Eugenia Vidal y alertar sobre las condiciones edilicias de varias escuelas del distrito.

No queremos ser un Moreno más, pero si seguimos así vamos a serlo”, afirmó Norberto Avans, secretario de Suteba quien llamó la atención sobre la situación local: “La escuela 28 de Máximo Paz está reducida porque no se solucionan los problemas de baños; todavía se utilizan baños químicos en la Secundaria 6 de Los Pozos, donde cuando llueve se electrocutan las paredes; en el jardín de Máximo Paz las señoritas tienen que ayudar a los nenes a subir las tarimas para hacer sus necesidades”, dijo Avans.

El estado está ausente, mira para otro lado. Y esto es parte de lo que pedimos en paritarias; no es sólo por el sueldo y lo económico, sino también por las condiciones laborales”, se quejó el referente se Suteba.

También hablo la secretaria de ATE, Graciela Perazzo, con amplia trayectoria como auxiliar docente:

No llegamos a tiempo para evitar que la muerte se llevara a dos compañeros; un auxiliar y un docente como todos los auxiliares y docentes que mantienen la escuela pública en toda la Provincia”, dijo.

Las escuelas están en un estado catastrófico, con problemas en los edificios, los baños y los comedores, pero así seguimos poniendo el pecho y trabajando, cobijando los chicos y tratando de repartir la comida con las cuotas miserables que nos da el gobierno”, agregó Perazzo.

Nos cansamos, decimos basta. Duele mucho, pero esto recién comienza; esta es una marcha de la unidad para los laburantes que tenemos una fuente de trabajo, y los movimientos sociales que la están remando. Este pueblo tiene que reaccionar”, manifestó también.

A su turno, Mario Miceli, secretario de la CTA aseguró que “lamentablemente conseguimos la unidad en el marco de un dolor; conocíamos a los compañeros, hemos compartido marchas y reclamos con ellos. El Consejo Escolar de Moreno, intervenido por la Gobernadora, recibió ocho reclamos por la fuga de gas”.

Juan Manuel Cascardo, de SADOP dijo que “lo que ocurrió en la escuela de Moreno podría haber pasado en cualquier escuela. También en la gestión privada hay irregularidades”.

La escuela no es un lugar para morir, es un lugar de vida. Le exigimos a la gobernadora Vidal que se haga responsable, no que se esconda, que dé la cara, porque para eso la votó el pueblo de la Provincia de Buenos Aires”, agregó.

En tanto, Rolando Paciente (FEB) aseguró: “Queremos visibilizar nuestro dolor. Moreno es la réplica de lo que sucede en gran parte de la Provincia de Buenos Aires, con fondos que no llegan donde tienen que llegar. La corrupción, la desidia, el olvido y el abandono son palabras que se han instalado en nuestra sociedad”.

Conocemos la realidad de las escuelas, pero quienes tienen la potestad de hacer política muchas veces no nos escuchan”, cerró Paciente.