Los hermanos Daneff con victorias convincentes

Compartir

En la Federación Argentina de Box, Claudio derrotó por kot en el tercero a Diego Tejerina, mientras que Jesús se impuso a Jonathan Godoy en decisión unánime.

Fe una gran noche para los hermanos Daneff. Y es que el compromiso que ambos debian afrontar no resultaba sencillo. En un escenario histórico como la Federación Argentina de Box( en la que su padre combatiera en varias oportunidades) y en una velada televisada con dos títulos en juego, no pocos ojos se posarían en la actuación de los hermanos cañuelenses. Y a su vez estaba el riesgo que entrañaban los combates que tenían por delante.  Claudio,  ante un púgil que lo aventajaba en experiencia y Jesús frente a  quien había sido su último vencedor en el profesionalismo.

En ese contexto ambos salieron airosos sin dejar dudas, reafirmando su irresistible ascenso en el profesionalismo.

Chaíto, en una demostración acabada de su clase dominó desde el inicio y por completo a Diego Tejerina, quien a priori se presentaba como un dificil escollo dado el poder de su pegada. Pero una vez que sonó el primer gong, el salteño nada pudo hacer ante el cañuelense, quien con un gran manejo del jab derecho ( es zurdo), marcó la pauta del combate. Sin problemas Daneff se llevó en forma clara la primera ronda. Pero sería en el segundo asalto donde el combate adquiriría un rumbo definitivo. Con buenas combinaciones Chaíto consiguió derribar a su adversario y volverlo a poner en aprietos para casi concluir la faena en ese mismo episodio. Una oportuna cuenta de protección le permitiría a Tejerina una ” sobrevida” en la pelea. Pero su agonía no se extendería más allá del tercer episodio, cuando Daneff, sabedor de tener sentido a su presa, no dejó escapar la oportunidad y con una andanada de golpes netos obligó al árbitro de la contienda a ponerle fin. Gran victoria de Chaíto quien se entremezcla con los mejores de la categoría a la espera de un combate que lo ponga en las ligas mayores del boxeo nacional.

A su vez Jesús “Chechu” Daneff tenía en su combate con Jonathan Godoy doble presión. Por una lado estaba obligado a ratificar  la franca  levantada en que se encontraba su carrera luego de algún tropiezo inicial y por otro tenía la necesidad de ” vengar “ la última derrota que había sufrido en el profesionalismo. Con esa carga el cañuelense no defraudó en ningún sentido. Decidido  desde el inicio puso constante presión ante un adversario incómodo y perspicaz  como Jonathan Godoy quien de entrada dejó en claro que no iba a hacerle las cosas fáciles. Pero con su reconocida potencia y su continuidad de golpes  Jesús fue edificando una victoria que tendría su climax en el cuartoo y último asalto cuando con un preciso uno -dos, rematado por un directo de derecha al montón, puso a Godoy en la lona. Se recuperó el de Ensenada, solo para ser vapuleado por Daneff en el resto del asalto, no quedando dudas para el jurado del resultado de la contienda, premiando finalmente al cañuelense con u a decisión unánime.

Los Daneff se lucieron en un escenario donde el ” Pingo” alguna vez  produjo la mejor actuación de su carrera al noquear a Jorge Alvez en octubre de  1997. Hoy sus hijos intentan seguir su senda y a juzgar por lo mostrado en la noche del sábado 23 de marzo no quedan dudas que están en el buen camino