Arrieta sobre la toma de lotes: “la orfandad de un intendente en estos temas es terrible”

Compartir

El intendente destacó que el Municipio realizó tres presentaciones judiciales y no obtuvo respuestas. Sembró sospechas sobre el accionar de “grupos del conurbano” y trazó una diferencia con los vecinos del barrio Morgante: “son tenedores legítimos”.


Si bien ya desde hace tiempo se vienen produciendo en diferentes lugares de Cañuelas (como La Garita o el barrio Libertad) situaciones de tomas de terrenos, la organizada ocupación de lotes del domingo pasado en el barrio La Unión encendió todas las alarmas en el Municipio.

Y no sólo por tratarse de una toma organizada, y por la ocupación del llamado “camino de Sirga” del arroyo La Montañeta (una zona inundable cuya urbanización está prohibida) sino fundamentalmente por la inacción de las autoridades judiciales, que hasta ahora permanecen inertes ante las presentaciones del Municipio.

En lo que va de la semana, el Municipio hizo tres denuncias: una en la Fiscalía Nº2 de la Dra. Norma Pippo, y dos en el Juzgado Federal Nº 2 de Morón a cargo del Dr. Rodríguez, con competencia en la Causa Matanza Riachuelo.

Hasta el momento, sin embargo, no se ha decidido ninguna acción que resuelva la situación y lleve tranquilidad a los vecinos, y en el Municipio, temen que la pasividad de la Justicia además incite a que este tipo de situaciones vuelvan a repetirse.

 

“Orfandad”

En diálogo con CañuelasYa, el intendente Gustavo Arrieta expresó su preocupación por esta situación, que se repite en varias zonas del llamado tercer cordón: “En las últimas semanas se realizaron tomas en San Vicente, Marcos Paz y Presidente Perón, está bravo el tema” aseguró el mandatario comunal, quien dijo no saber quién está detrás de la toma:

Es evidente que detrás hay algún tipo de banda política; hasta ahora no sabemos mucho, sólo que no son de acá sino de La Matanza. De ninguna forma podemos involucrar a los dirigentes locales del PRO en esto, pero mi intuición personal es que es un hecho que guarda alguna relación con otros recientes, como el de extrañas pintadas políticas”, aseguró Arrieta.

Pero el intendente concentró su mayor preocupación en la falta de respuestas por parte de la Justicia: “Más allá de quien lo haga, la orfandad que tiene un intendente sin barras ni grupos de choque es terrible. Hicimos tres presentaciones judiciales y nada…” se quejó.

Si bien el martes, ACUMAR llevó a cabo una suerte de relevamiento entre los ocupas, hasta ahora no ha promovido ningún tipo de acción puntual para terminar con la toma: “Las únicas presentaciones que tiene validez son las que hizo el Municipio de Cañuelas”, afirmó Arrieta al tiempo que adelantó que el lunes se realizará una nueva presentación judicial.


El pase de diapositivas requiere JavaScript.


El barrio Morgante

En diálogo con este medio, el intendente trazó una clara diferenciación entre las tomas en La Unión, y la situación del barrio Morgante, donde los propios preadjudicatarios decidieron ocupar las casas sin terminar:

Ante la eventualidad de una toma, lo que hicieron en cierta forma me deja mucho más tranquilo”, opinó el intendente. “Hay una casa tomada desde hace tiempo, con denuncias ante la justicia y no pasó nada, en este contexto de tomas que se viene dando es mejor que sean ellos quienes las ocupen y no usurpadores”, cerró Arrieta.