El padre Federico asumirá como párroco de González Catán

Compartir

A poco más de dos años de haber sido ordenado sacerdote, el cañuelense Federico Villalba fue designado como cura párroco en la localidad de González Catán, partido de La Matanza. Según pudo saber CañuelasYa!, la asunción se hará efectiva el próximo 23 de enero.

El padre Federico tiene 34 años, y fue ordenado en Cañuelas el 21 de diciembre de 2013. Nacido en Laboulaye, provincia de Córdoba, llegó a nuestra ciudad a los cinco, y cursó sus estudios primarios y secundarios en el Colegio Santa María, además de participar de las actividades de la Acción Católica en la parroquia Nuestra Señora del Carmen.

Su carrera sacerdotal fue inusual. Primero se recibió de Contador Público en la Universidad de Buenos Aires, y recién abrazó su vocación pastoral en el 2007. Se ordenó en su ciudad adoptiva, y desde entonces prestó servicio en la parroquia, junto al padre Mario Slongo y desde fines del 2015 con el actual párroco Walter Bejarano.

La decisión del obispo Juan Barba lo llevará ahora hasta González Catán, donde se hará cargo de su propia parroquia. Hasta el momento no trascendió si el obispado enviará un nuevo sacerdote en su reemplazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *