Los hermanos Daneff se afirman a base de triunfos.

Compartir

Se impusieron en sus respectivos combates llevados a cabo el fin de semana último y se afianzan en sus carreras profesionales.

Jesús y Claudio Daneff tendrán motivos para sonreir al momento de culminar 2018 y evaluar lo que fue el año boxístico de ambos. Y es que los pugilistas cañuelenses ( entrenados por su padre, el reconocido ex campeón sudamericano Adríán ” Pingo” Daneff) no solo se convirtieron en animadores habituales de las veladas televisadas por la señal DEPORTV, sino que se consolidaron como importantes prospectos del boxeo nacional a base de triunfos y buenas actuaciones.

El último viernes en las instalaciones de Sportivo Barracas, Jesús ” Chechu” Daneff redondeó una sólida performance al derrotar por decisión  en fallo mayoritario a Rodrigo  Jonathan Martinez. Llevando la iniciativa, ejerciendo presión sobre su adversario y utilizando combinaciones de golpes, el cañuelense fue edificando una merecida victoria que viene a ratificar las mejoras exhibidas por ” Chechu ” en sus últimas presentaciones.

El fallo de los jurados arrojó una importante victoria para Daneff, reflejando dos de las cartulinas  ( uno de los jueces dio un insólito empate en su tarjeta) el claro predominio del cañuelense en el combate.

Por su parte en la pelea que cerró la velada, Claudio ” Chaito ” Daneff volvió a dar muestras de su poderío ganando nuevamente por la vía categórica.  El menor de los hermanos se impuso por Kot a  Roberto Pablo Monzón . Bien afirmado, con buenos desplazamientos en ofensiva y una correcta utilización de su jab de mano derecha, Daneff se estableció como dominador de las acciones desde el inicio del pleito.  Fijando  la distancia  del combate con su buen alcance de brazos fue dominando a un Monzón que  se evidenció  peligroso en las réplicas en los dos primeros asaltos. Pero el púgil cañuelense resolvería todo en la tercera vuelta. Luego de una buena combinación, aprovechó un hueco dejado por su rival para filtrar una picante izquierda ascendente que depositó en la lona al boxeador santafesino, con la mala fortuna para este último que la caída le produjo una dura lesión en su rodilla que le impidió proseguir en el combate.

Dos importantes victorias para los hijos del popular ” Pingo ”  quienes ( ahora como representantes del Cañuelas Fútbol Club) ven consolidar sus respectivas carreras profesionales augurándose así un muy buen 2019 para ambos