Marisa Fassi fue protagonista del “congreso de la unidad” del PJ bonaerense

Compartir

La jefa de Gabinete debutó en el cargo de vicepresidenta del Congreso, que mantendrá por cuatro años. El cónclave fue noticia en todos los medios porque logró reunir a kirchneristas, massistas y el PJ tradicional de cara a un armado común para el 2019.


Foto: Iprofesional


fassi congreso pj 2019 07


La foto recorrió todos los portales y diarios impresos del país. El justicialismo bonaerense logró lo que a nivel nacional aún parece una quimera: dar una señal de unidad de cara al armado electoral del 2019, nucleando a las autoridades del PJ con referentes del kirchnerismo y el massismo.

Máximo Kirchner (que suena como candidato a encabezar la lista de diputados), los matanceros Fernando Espinosa y Verónica Magario, los sindicalistas Hugo Yasky y Roberto Baradel. Y en primera línea la propia Marisa Fassi, que tuvo su debut como vicepresidente del Congreso del PJ llevado a cabo el jueves en La Matanza.

La trascendencia del encuentro radica en la unanimidad con que los 752 congresales –entre ellos Gustavo Arrieta y Rodrigo Ruete– aprobaron la integración de un frente político para enfrentar en la Provincia a Cambiemos y pelearle la gobernación a María Eugenia Vidal.

El próximo congreso tiene que ser con un presidente peronista y un gobernador peronista”, resumió el objetivo el presidente del PJ Bonaerense, Fernando Gray, al cerrar en acto en el Polideportivo Alberto Ballestrini.

Los medios le dieron amplia cobertura a la reunión, que bajo el hastag #UnidosPorArgentina, consiguió una hace meses inesperada multitud de convocatoria: estuvieron incluso la diputada Victoria Donda, Emilio Pérsico del Movimiento Evita y significativamente el intendente de Tigre, Julio Zamora, a quien muchos consideran un representante directo de Sergio Massa.


El pase de diapositivas requiere JavaScript.


También dijo presente el sindicalismo, con uno de los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer, y también los dirigentes de Camioneros Hugo y Pablo Moyano. El secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, y el titular de Suteba Roberto Baradel.

Por supuesto también los intendentes: Alberto Descalzo (Ituzaingó), Gabriel Katopodis (San Martín), Juan Zabaleta (Hurlingham), Gustavo Menéndez (Merlo), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Verónica Magario (La Matanza) y Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), entre otros mandatarios de peso.

En ese contexto y entre tantas figuras de peso para el peronismo, Marisa Fassi ocupó un rol sumamente destacado, en la primera fila como vicepresidenta del congreso partidario bonaerense (ocupa el mismo cargo en el congreso nacional), algo inédito hasta ahora para una mujer.

El justicialismo tiene la responsabilidad, el mandato histórico, de sintetizar las expresiones del campo popular con el objetivo claro e inconfundible de construir la mejor opción electoral que sea posible para competir y ganar en las elecciones de este año y volver a ubicar en el gobierno un programa de trabajo, un equipo de gestión que deje de someter y darle la espalda al pueblo y sus necesidades“, manifestó Fassi, a tono con el mensaje de unidad que viene sosteniendo desde hace tiempo.